martes, 30 de septiembre de 2014

Sandwich de Escalopines de Lentejas Rojas y Mijo al Curry


¿¿Qué hacemos cuando no nos queda suficiente guiso como para comer dos personas??


¿¿Os acordáis del guiso que os enseñana ayer (aquí)?? pues al día siguiente sin tiempo de cocinar que mejor que reinventar lo que quedaba en otro plato igual de rico...




Reciclaje culinario, que ya sabéis que es algo que me encanta... hamburguesas, albóndigas o como en este caso, unos escalopines en sandwich...

Tán sencillo como escurrir el caldo que pueda quedar del guiso, amalgamar con pan rallado, condimentar si vemos que al mezclar nos queda más insípido e ir pasando por porciones por la plancha, dorar por ambas partes y a comer.



En este caso en sandwich, con brotes de lechuga, cebolla tierna y pimientos del piquillo.

Un bocata sabroso, nutritivo y además de reciclaje!! 

¡¡A reciclar se ha dicho!!


lunes, 29 de septiembre de 2014

Guiso de Lentejas Rojas al Curry con Mijo especiado







Un guiso riquísimo que normalmente preparo con lenteja pardina, pero que en esta ocasión he sustituido por unas delicadas lentejas rojas de El Granero Integral. 

Cada día nos apetece más ir incorporando guisos y comida caliente en nuestros platos, el cuerpo es sabio y nota que se acerca el otoño, y yo encantada. 

La lenteja roja es una legumbre sutil y delicada, de un color coral/anaranjado intenso, de aroma fuerte en crudo y sabor suave cocinada. Además no tiene piel de ahí su sutileza, es más digestiva que la lenteja castellana o pardina por lo que no nos provocará las molestías que en algunos ocasionan las legumbres con piel; además nutricionalmente nos aporta hierro, zinc, fósforo, proteínas, ácido fólico...

¡¡un lujo asequible el de las legumbres!!

Otra ventaja es que se cocina mucho más rápido que sus tocayas castellanas y además no necesita remojo, basta con lavarla bien y cocerla unos 25 minutos (sin olla a presión o en 10 minutos en olla a presión).

En cuanto al mijo, ya os he hablado en otras ocasiones de el, un super cereal repleto de nutrientes, (podéis ver más recetas con el aquí).

Vamos con la receta (para 2/3 personas)

2 vasitos de lentejas rojas *
1/4 de cebolla
2 ajos
2 hojas de laurel
1 cucharada de aceite de oliva virgen *
1 zanahoria
1/2 calabacín
1 vasito de mijo *
1 pizca de cúrcurma en polvo
1 pizca de jengibre en polvo
1 pizca de curry en polvo
1 pizca de comino en polvo
1 pizca de romero seco
1 pizca de pasta de chili rojo
1 pizca de sal marina
Agua + pastilla de caldo (sin glucamato) *
Semillas de sésamo negro (opcional) *
Semillas de calabaza (opcional) *

*Referencias disponibles de El Granero Integral





Previamente a empezar vamos a lavar bien la legumbre. En una olla ponemos a calentar el aceite para hacer un sofrito con el ajo, la cebolla, la zanahoria y el calabacín, rehogamos unos minutos y añadimos las especias (cúrcuma, jengibre, curry, comino, romero y chili), mezclamos, salamos y añadimos las lentejas y el caldo (o agua + pastilla) de forma que cubra las lentejas y sobrepase un par de dedos. En mi caso me gusta que tenga bastante caldito así que añadí más cantidad. Llevamos a ebullición (desespumamos si fuera necesario).

Por otro lado, en un cazo ponemos 3 partes de agua por una de mijo a hervir, añadiendo al agua especias al gusto (en mi caso comino y curry), dejamos que cueza durante unos 10 minutos y tras esto reservamos hasta el momento de emplatar.

Pasados unos 25 minutos tendremos las lentejas guisadas y listas para emplatar... pondremos unos buenos cazos del guiso y sobre el una cucharada generosa de mijo especiado, culminaremos el plato añadiendo unas semillas de sésamo negro y unas semillas de calabaza y listos para disfrutar.





¡¡Que las disfrutéis!!




domingo, 28 de septiembre de 2014

Galletas Veganas de Pueblo






¡¡El Asalta Blogs está de vuelta!!

Por fín... han sido unos meses en los que nos hemos echado mucho de menos todos los ladronzuelos, pero por fín llegó septiembre y nos volvimos a encontrar en nuestra cueva para planificar el asalto de este mes a "Churretes de Cocholate"... un asalto del cual salgo con empacho dulce, un empacho placentero y "cocholatoso"... ¡¡madre mía Raquel!! qué dificil elegir... y más teniendo en cuenta que los dulces y yo no somos muy amigos... aún así cada receta que iba abriendo me iba apeteciendo más que la anterior, hasta llegar a un bucle del que no supe salir... y terminé haciendo hornadas y hornadas de magdalenas y galletas hasta dar con estas GALLETAS DE PUEBLO, que me han requetechiflado y se quedan aquí conmigo como receta práctica, rápida y riquísima para el día a día... 





Como siempre, en mi caso he veganizado la receta y la he adaptado a mi cocina (usando harina y azucar sin refinar), y han quedado unas galletas que me recuerdan a las que comía en casa de mi abuela de pequeña, las típicas galletas bastas, caseras y en las que se nota a cada mordisco que comes mimos...

Vamos con ellas (me han salido 25 galletas):

-1 Cucharada de No-Egg (sustituto del huevo)
-2 Cucharadas de agua (sustituto del huevo)
-90 gr de panela en polvo (azucar integral de caña)
-70 ml de aceite de oliva (yo usé virgen extra)
-1 cucharada de levadura química (tipo Royal)
-300 gr de harina integral de Avena (en la receta original pide 200gr. de harina común, a mi me admitió hasta 300gr., añadid hasta que la masa esté manejable y no se pegue a las manos)
-1/2 cucharadita de rayadura de limón 





El procedimiento, sencillísimo, por un lado vamos a poner el sustituto del huevo No-Egg con las dos cucharadas de agua, mezclamos y disolvemos, añadimos la panela, mezclamos hasta que se disuelva, añadimos el aceite y mezclamos bien. 

Por otro lado, mezclamos la harina con la levadura y esta mezcla la vamos incorporando a la mezcla de "no huevo", panela y aceite, en este punto añadimos la rayadura de limón... integramos bien, y vamos añadiendo harina hasta lograr una masa manejable, que no se pegue y a la cual podamos dar forma, será necesario empezar a amasar con las manos. Una vez la tenemos, vamos haciendo canutillos/rulitos, cortamos porciones y las vamos poniendo sobre la bandeja de horno en un papel vegetal para que no se nos pegue. (Esto lo veréis mejor en imágenes en el blog de Raquel, aquí)

A cada porción de masa le vamos haciendo surcos con un tenedor, con los dientes o con la parte trasera, para ir aplanando las galletas y dándolas forma. Ponemos el horno a precalentar a 180º, con aire y calor arriba y abajo, metemos las galletas y dejamos hornear hasta que estén doradas, en mi caso unos 10 minutos (pero vigilad siempre, cada horno es un mundo!).





Una vez doradas, sacamos del horno, y las pasamos a una rejilla para enfriar... y ¡¡listas para comer!!... Cada bocado evoca recuerdos de infancia... animaros a prepararlas, en casa ya son un básico en los desayunos o meriendas...



¡¡Feliz Asalto!!




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...