Me gusta tener siempre pimientos asados para hacerme bocatas, para una cena rápida o simplemente para picotear a media mañana, son riquísimos…

Esta vez he mezclado pimientos rojos y verdes, después de asados y pelados, ponemos un par de ajitos bien pequeñines picados y un chorrete de aceite de oliva virgen extra, así como el jugo que han soltado los pimientos en la bandeja del horno…mezclamos todo bien y listos para comer!!

Ya os digo, en bocata están divinos…

Podéis ver otra receta de pimientos rojos asados aquí (para ver tiempos y procedimiento) 🙂

Lo que más costó cuando empecé con el veganismo fue la hora de merendar, estaba acostumbrada a comerme un bocata o sandwich de embutidos o queso, ahora estos bocatas los he cambiado por pimientos asados, pisto, vegetales variados…sin duda sientan mucho mejor tanto a la barriga como a la conciencia..una alternativa saludable y ética … 🙂

Uso de cookies

En Vida Hygge se usan cookies propias y de terceros, si continuas navegando estás dando tu conformidad. ¡¡No te asustes!! simplemente es un mensaje legal...política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest