Antes de que nadie se escandalice…os cuento que la morcilla de verano es un plato típico de la región de Murcia, consistente en berenjena, cebolla y piñones cocinados como si de un pisto de tratase, aderezado con una pizca de sal y orégano…vamos allá!!…


Para la morcilla de verano:

2 berenjenas
3 cebollas medianas
1 puñado de piñones
1 cucharada de orégano seco
1 pizca de sal al gusto

Para los triangulitos:

4 Hojas de masa Filo

Como ya os he comentado arriba se trata de hacer sofreir la cebolla, sin que coja color, bien pochadita, añadir la berenjena en taquitos pequeños y seguir cocinando a fuego lento hasta que esté bien blandito todo, sazonamos, añadimos los piñones y el orégano, damos unas vueltas y reservamos.
(En este punto ya podemos comer la morcilla de verano con unas tostas por ejemplo…pero para darle un aire más molón vamos a hacer unos triangulitos de masa filo…)

Cogemos una hoja (por norma son rectangulares) y hacemos cortes horizontales de modo que nos queden cuatro franjas. Ponemos un poco de relleno en la punta de la franja y vamos doblando haciendo triángulos equiláteros, doblez hacia abajo, doblez hacia arriba…así hasta terminar la franja…continuamos con todo el relleno…hasta tener todos los triangulitos preparados.

Calentamos aceite de oliva para freír  un par de dedos de profundidad, y vamos friendo los triángulos, tardan super poco en coger color, cuidado no se vayan a quemar, sacamos a un plato con papel absorbente, dejamos reposar y LISTO PARA COMER!!

Como aperitivo quedan geniales…y vuelan del plato…

Uso de cookies

En NeoCenicienta se usan cookies propias y de terceros, si continuas navegando estás dando tu conformidad. ¡¡No te asustes!! simplemente es un mensaje legal...política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest