Hoy, echando un vistazo a facebook, me he encontrado una foto que me ha llegado muy dentro, un bebé elefante desperezándose, o quizá sonriéndome 🙂 …y tras la cena he decidido encender el portatil y plasmar lo que me he hecho sentir…os voy a contar mi historia de amor con los elefantes…

tierno bebé elefante sonriéndome 🙂

Mi historia de amor con los elefantes empezó el día que ví Dumbo…hace unos 25 años más o menos…creo que he visto la peli dos millones de veces, y la volveré a ver fijo otros tantos… con los años al verla me daba cuenta de detalles, situaciones, emociones, sensaciones…que de pequeña te pasan desapercibidas..al fin y al cabo eres una cría…pero y cúando creces?…te das cuenta que es una peli dura, con un argumento estremecedor…

cuando crezca quiero ser una mamá elefante…

Una de mis pelis favoritas de la factoria Disney…Dumbo, narra la historia de un tierno elefantito de enormes orejas que nace en un circo y es ridiculizado, su madre siempre le protege y defiende hasta el punto que es tomada por loca y encarcelada. Timoty, el ratoncillo se alia con Dumbo para darle buenas lecciones y enseñarle que tiene que confiar en si mismo…así convierten el defecto de sus orejotas en una ventaja, la de poder volar…finalmente Dumbo se convierte en un ídolo de masas y es reunido de nuevo con su madre.



Sin duda una historia breve llena de lecciones de vida, el amor de madre, que cuida y defiende a su bebé ante todo, la amistad que tiene con el ratón, la superación de los miedos, la confianza en uno mismo, la defensa de los animales, todo ello contado desde el humor…

El día que me decidí a empezar a tatuarme tenía claro que el pequeño Dumbo me acompañaría ..y así es, en mi muñeca le llevo, porque me siento muy identificada con la peli, con Dumbo y con su mamá…¡¡es una historia de amor!!…y a mi me encantan las historias de amor…

Mi Dumbo…que me acompaña, protege y ayuda a superarme…

Una bonita historia de amor, de la que ahora como vegana, me siento mucho más orgullosa, de defender a los animales, de estar en contra de la caza, de que vivan en libertad, de que los colmillos son sus colmillos, no tus amuletos o tus trofeos, que sienten y padecen, que aman, y que sobre todo que merecen ser amados…

¿¿de verdad puede alguien creer que sienten diferente??

Defendamos a los elefantes, a los animales en general…todos somos iguales, sentimos igual, sufrimos igual y queremos a los nuestros del mismo modo…

¡¡respetémonos!!

Uso de cookies

En Vida Hygge se usan cookies propias y de terceros, si continuas navegando estás dando tu conformidad. ¡¡No te asustes!! simplemente es un mensaje legal...política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest