Una vez más ¿¿veganizamos al chef?? sí!! aquí me hallo…  con la propuesta de este mes de veganizar la receta de Lucia Caram de Rollitos de Cecina con queso Ricotta  (receta original aquí) ¿¿difícil?? para nada!! en cuanto leí la receta me vino a la cabeza lo que quería hacer, y es que cada vez me tiro más por lo crudo, por investigar y dar giros de cabeza a la hora de cocinar menos los alimentos y optar más lo crudi, así que rápido recordé que tenía unos tomates secos y unos frutos secos crudos en la despensa…
En este caso, la cecina la he sustituido por tomates secos rehidratados en agua ahumada con diversas especias, y la ricotta con almendras, anacardos y pipas de girasol aderezadas… ¿¿el resultado?? juzgar por vosotros mismos, ha quedado un paté “ricotta” con un sabor genial, y el toque del ahumado del tomate seco hace que sea un pincho divertido, sano y original 🙂
Necesitamos:

6 tomates secos (depende del nº de comensales)
2 cucharadas de humo líquido (pimentón ahumado en su ausencia)
1/4 cucharadita de semillas de mostaza machacadas
1/4 cucharadita de eneldo seco
1/4 cucharadita de romero seco
1/4 cucharadita de ajedrea seca
1/4 cucharadita de hinojo seco
1 hoja de laurel seca en pedazos
1 par de vueltas de molinillo de pimienta negra
Agua filtrada hasta cubrir la preparación

Para la Ricotta vegana:

1 Cucharada de Almendras marconas crudas
1 Cucharada de Pipas de Girasol crudas
1 Cucharada de Anacardos crudos
1 cucharadita de albahaca fresca
Restos que nos queden de los tomates secos (al cortar las bases para presentar)
El día antes a la presentación vamos a poner en remojo por un lado los tomates secos, en agua templada con las especias, el laurel y el humo líquido durante unas 24horas. Por otro lado los frutos secos, los ponemos en agua para activarlos (con 12 h de antelación sería suficiente).
Tras la hidratación y activación, vamos con la receta…limpiamos y escurrimos los tomates y vamos cortando un poco las bases para intentar que nos queden firmes después en la presentación. Por otro lado, ponemos los frutos secos en la batidora, la albahaca y los restos de tomate seco que nos queden de cortar las bases, un poco de agua filtrada y batimos hasta lograr la consistencia de un paté (con cuidado de no pasarse con el agua)
A la hora de presentar montamos los tomates rellenando con la ricotta dándoles forma de rollito (cuesta un poco mantenerlos todos de pié, así que como estamos en confianza y en plan informal no importa si nos quedan tumbados). Los comimos con la mano directamente en plan bocaditos, y aparte ponemos un recipiente con más ricotta para el que quiera untar más en los tomates o directamente en pan 🙂 

Uso de cookies

En GastroCenicienta se usan cookies propias y de terceros, si continuas navegando estás dando tu conformidad. ¡¡No te asustes!! simplemente es un mensaje legal...política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR

Pin It on Pinterest