Un nuevo paté, esta vez de champiñones y piquillos, una combinación que tenia que resultar ganadora sí o sí… hay veces en las que nos apetece tomar el aperitivo, pero no cualquiera, sino uno sano, hecho en casa con mimo y a sabiendas de lo que estás comiendo… qué mejor que ponerte manos a la obra y hacerte un paté casero… 
Se tarda muy poco en hacer, a lo sumo unos 20 minutos, y nos cunde bastante. 
Necesitamos:

12 champis medianos
4 pimientos del piquillo enteros
1/4 de cebolla
10 hojas de hierbabuena fresca
1 cucharadita de aceite de oliva virgen extra




En una sartén vamos a poner el aceite a calentar, cuando esté templado ponemos la cebolla, pochamos hasta que esté doradita, añadimos el champi bien picadito (así tardará menos en cocinarse) y a continuación cuando lo tengamos listo ponemos los piquillos picados también, mezclamos y retiramos del fuego. Dejamos que temple, añadimos las hojas de hierbabuena y pasamos por la batidora. Lo embotamos y listo para dejarnos subumbir… tanto con rebanadas de pan, como con unos crudités o como acompañamiento a un arroz o filete de seitán….por ejemplo…
Hoy os comparto esta receta y además os dejo los enlaces a estos otros patés que publiqué el año pasado y están teniendo mucho éxito en Instagram y en la página de Facebook, un paté de tomates secos y almendras, tipo sobrasada, y otro paté de olivas negras y piquillos que es una delicia también…
¡¡A disfrutar de lo que queda del fin de semana!!

Uso de cookies

En NeoCenicienta se usan cookies propias y de terceros, si continuas navegando estás dando tu conformidad. ¡¡No te asustes!! simplemente es un mensaje legal...política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest