El día que os enseñé el Dürüm vegano que preparé con seitán casero (podéis verlo aquí) os comenté que tendría que hacer más versiones para gastar los “panes” puesto que venían muchas unidades y en casa sólo somos dos… así que a los pocos días preparé estos falafel para hacer con ellos un nuevo dürüm vegano. 
Los panes a pesar de decir en el envase que duraban 3 días con el envase abierto duraron lo menos una semana y media, además otra idea era congelarlos para poder usarlos en otro momento, pero esto no lo he probado, así que no sé si quedaría en perfectas condiciones… no me lio más…os dejo con la receta, que además es 2×1: falafel + dürüm…
Primero vamos a preparar el Falafel, receta tradicional en el mundo árabe, la cual se forma a base de garbanzo crudo principalmente, aunque en países como Egipto se prepara con habas, ses forma una masa especiada con la cual se forman bolitas, croquetas o incluso tipo hamburguesitas y tras esto se frien… bien fácil, os cuento como los hago yo en casa:
2 vasos de garbanzos
1 cebolla picada
1 ajo
1 cucharadita de comino en polvo
1/4 cucharadita de pimienta negra
1 puñado de hojas de perejil fresco
1 pizca de sal marina
3 o 4 cucharadas de pan rallado (con ajo y perejil) lo que pida la masa
1 pizca de levadura química o bicarbonato (opcional)
Agua a demanda
Aceite para freir
Los garbanzos los tendremos previamente en remojo durante toda la noche (mínimo 12 horas), los lavamos y los metemos en la picadora junto con la cebolla y el ajo, picamos bien añadiendo un poco de agua para que sea más manejable, añadimos el comino y la pimienta, el perejil, la sal, el pan rallado y la levadura y mezclamos bien hasta que quede una masa homogénea, bien ligada y espesa.
Dejamos reposar 30 minutos para que tome consistencia. Tras esto iremos formando bolitas que iremos friendo en abundante aceite de oliva hasta que queden dorados (otra opción menos calórica es hacerlos al horno o a la plancha, tipo hamburguesitas finas, quedan muy buenos también, pero es más engorroso tener que hornear primero una cara y después otra…y pierde la gracia de la fritura original, pero va en gustos). Una vez fritos los pasamos a papel aborbente para quitar el exceso de aceite y listos para comer…. en este caso, listos para meter en nuestro dürüm…
En un pan dürüm estirado vamos a poner lechugas variadas, cebolla cortada en juliana, tomate y unas bolitas de falafel, ponemos por encima salsas al gusto (tenéis las recetas de las salsas del kebab veganizadas pinchando aquí) enrrollamos ayudándonos de papel de aluminio, apretando firmemente y habiendo plegado los bordes hacía dentro para hacer una especie de rollo. Una vez enrrolado, cortamos a la mitad y listo para comer.
¡¡Me encanta!!

Uso de cookies

En Vida Hygge se usan cookies propias y de terceros, si continuas navegando estás dando tu conformidad. ¡¡No te asustes!! simplemente es un mensaje legal...política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest