Hoy os traigo este BundtCake o bizcocho para alegraros el fin de semana. Haciendo experimentos en la cocina tenía ganas de probar harinas nuevas, así que me lancé con este BundtCake… el resultado, además de saltar a la vista os aseguro que es un bizcocho super aromártico, sabroso y con un contraste muy rico gracias a la algarroba y a la naranja.
Las harinas que he usado, de amaranto, centeno y arroz, las podéis sustituir por las que tengáis a mano, siempre teniendo en cuenta que puede variar la consistencia de la masa ya que cada harina admite una cantidad u otra de líquidos, se trata de llegar a una masa ni muy líquida ni muy espesa jugando con las cantidades de harina/leche.
Vamos a ello:
1 taza de Harina de Amaranto
2/3 taza Harina de Centeno
1/3 de taza de Harina de Arroz
(en total he usado 2 tazas de harinas)
1 sobre de levadura química
1/2 taza de Algarroba en polvo
1/2 taza de panela (azucar integral de caña)
1/2 taza de sirope de agave
2 cucharadas de aceite de oliva
3 tazas de leche vegetal (en mi caso de arroz)
2 cucharadas de semillas de lino
6 cucharadas de aguaPara la salsa:
4 naranjas de zumo
2 cucharadas de sirope de agave (al gusto)
Almendras crudas (previamente activadas) decoración opcional.

Primero vamos a poner nuestro sustituto del huevo, las semillas de lino + agua a activar, en el vaso de la batidora añadimos las semillas y el agua, batimos y dejamos reposar unos minutos hasta que se cree el mucílago, que es esa especie de gel que se produce y que nos hace de sustituto del huevo.
Precalentamos el horno a 180º con calor arriba/abajo y efecto aire, si tenemos esta opción.
Por otro lado vamos a preparar los ingredientes secos, tamizarlos y mezclarlos, las harinas, la levadura, la algarroba y la panela, mezclamos bien. Por otro lado preparamos los ingredientes húmedos, mezclamos las semillas de lino con el agua (que ya estará medio espesito, tipo huevo), el agave, el aceite y la leche vegetal, mezclamos hasta que quede homogéneo…

Poco a poco vamos incoporando la mezcla húmeda a la seca, removiendo bien para que no queden grumos, al final tendremos que tener una masa similiar en textura a unas natillas, ni muy seco ni muy húmedo…si llegados a este punto la masa admite más líquido incorporáis más leche, si por el contrario os ha quedado muy líquida podéis añadir un poco más de algarroba o harina hasta llegar al punto de espesor deseado.
Pasamos la mezcla al molde y metemos a hornear, durante unos 60 minutos, vigilando siempre, ya que cada horno es un mundo… para ir comprobando pincharemos con una puntilla y cuando salga seca ya estará listo. Sacamos del horno, dejamos que temple, desmoldamos y dejamos que enfrie sobre una rejilla.
Mientras el BundtCake se hornea vamos a preparar un zumo de naranja, lo endulzamos al gusto con sirope de agave y lo llevamos al fuego… dejamos que reduzca unos minutos y ponemos a enfriar.

A la hora de servir, emplataremos el bizcocho y sobre el pondremos la salsa de naranja y las almendras crudas, un contraste de sabores que merece la pena probar.
¡¡Espero que lo disfrutéis!!

Uso de cookies

En NeoCenicienta se usan cookies propias y de terceros, si continuas navegando estás dando tu conformidad. ¡¡No te asustes!! simplemente es un mensaje legal...política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest