Empezamos de nuevo el mes con las colaboraciones para El Granero Integral, con una super receta que nos ha dejado con la boca abierta, literal… ¿Conocés el amaranto? si no lo conoceís os animo a  ir al herbolario a comprarlo, si bien es un sabor/textura al que no todo el mundo se acostumbra fácil, bien combinado y cocinado es una delicia, además nos ofrece propiedades nutricionales de alto valor, es muy protéico, alto en hierro y calcio, muy digestivo y además no tiene gluten…¿qué más podemos pedir?… más info aquí.
El otro componente de esta receta es el Fonio, el cual posee cualidades similares a las de amaranto, y además tiene un sabor riquísimo, que combinado con el del amaranto da como resultado estas sabrosas hamburguesas, plagadas de proteína de gran calidad… para que luego nos pregunten de dónde sacamos los veganos las proteínas…
Para 6 hamburguesas vamos a necesitar:
1 vaso de amaranto*
6 cucharadas de harina integral de fonio*
1 cebolla picada
1 pizca de pimienta negra molida
1 pizca de comino molido
1 pizca de pimentón dulce
1 cucharadita de sal marina bio*
1 cucharadita de aceite de oliva virgen extra*
1 cucharadita de BioTamari*
Semillas de sésamo negro (opcional)*
*Referencias de El Granero Integral
El amaranto debemos lavarlo antes de ponerlo a cocer, para ello nos ayudamos de un colador de tela, así evitamos que nos escapen sus pequeños granos, aclaramos en abundante agua fria y lo ponemos a cocer en 2 vasitos de agua. Añadimos al agua de cocción un chorrete de BioTamari y dejamos cocer removiendo de vez en cuando durante unos 8/10 minutos. No nos importa que nos quede algo pasado ya que vamos a formar hamburguesas y nos conviene esta textura. 
Una vez cocido el amaranto vamos a sofréirlo, en una sartén ponemos una cucharadita de aceite a calentar, pochamos la cebolla bien picada, añadimos el amaranto, sofreimos durante un par de minutos, añadimos la pimienta, el pimentón, el comino y la sal, mezclamos y pasamos todo a un cuenco amplio.
Una vez tenemos el sofrito del amaranto en el cuenco, vamos añadiendo harina de fonio integral hasta tener una masa consistente y manejable (en mi caso he añadido 6 cucharadas), mezclamos bien y reservamos la masa unos minutos para que repose.
Ponemos una sartén antihaderente o plancha a calentar y vamos poniendo porciones de masa, dándole forma de hamburguesa y dejando que se cocine un par de minutos a fuego medio por cada lado, una vez doradas ambas caras sacamos y listas para comer. Yo para hacerlas no he necesitado usar aceite, de ahí que os indique que es ideal que la sartén/plancha no se pegue al cocinar.
En mi caso para acompañar, he optado por una ensalada de brotes tiernos con granada de temporada y un chorretón de salmorejo por encima, todo salpicado de semillas de sésamo negro. Queda una hamburguesa con una textura ideal, crujiente por fuera y sabrosa por dentro. 
Además, las que no gastéis en ese momento las podéis congelar una vez frias y durarán fácil 3 meses congeladas. Luego sólo tendréis que dejarlas descongelar y volver a pasar por la plancha para dar un toque de calor.
Espero que os haya gustado y que os animéis a probar nuevos cereales, o como en este caso pseudo-cereales, de alto valor nutritivo, con un gran sabor y además en este caso sin gluten.

Uso de cookies

En NeoCenicienta se usan cookies propias y de terceros, si continuas navegando estás dando tu conformidad. ¡¡No te asustes!! simplemente es un mensaje legal...política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest