Si bien ya estamos en pleno otoño… aún estamos teniendo días calurosos, eso en el País Vasco es algo para celebrar, ya que el invierno se nos hará muy muy largo…
Algo que suelo tener siempre en el congelador son un par de plátanos muy maduros, congelados. Esos que se nos quedan perdidos en el frutero y empiezan a verse negros y “feos”, pues esos, son los más ricos, y para hacer helados mucho más… cuando los veáis un poco feuchos…al congelador!!
Os cuento como preparé este helado, con un contraste de sabores increible, el cacao puro y la frambuesa…vamos a ello:
Sale helado para compartir entre dos:

2 plátanos muy maduros (ennegrecidos) congelados.
2 cucharadas de cacao puro en polvo
10/12 frambuesas (las mias eran congeladas)
Pistachos (un puñadito)
1 Galleta tipo Maria vegana (las mias de Gullon)
1 Batidora de mano… y tachán!! un super helado… cremoso, delicioso, rápido de preparar y super nutritivo ¿te animas?


Una media hora antes de empezar, vamos a sacar el plátano y las frambuesas del congelador. Pasado ese tiempo, pelamos los plátanos y troceamos uno en el vaso de la batidora, añadimos las frambuesas y batimos… ahí tenemos nuestro helado de frambuesa, lo ponemos en un cuenco y seguimos… en el mismo vaso batidor añadimos el otro plátano, el cacao y batimos de nuevo… ahí nuestro helado de cacao… lo colocamos en el cuenco y sobre ambos helados machacamos la galleta dejando trocitos y añadimos los pistachos..
¡¡Oh lalá!!… la perdición de los helados…
Si prefieres, puedes ver otras recetas de helados, usando la heladera, pinchando aquí, de plátano y chocolate, de melón…
¡¡Que vivan los helados!!

Uso de cookies

En GastroCenicienta se usan cookies propias y de terceros, si continuas navegando estás dando tu conformidad. ¡¡No te asustes!! simplemente es un mensaje legal...política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR

Pin It on Pinterest