Hoy comparto con El Granero Integral, una receta deliciosa, vistosa y con un ingrediente, la Canihua, el cual os invito a descubrir, originario de la zona de Perú y Bolivia, se le atribuyen propiedades curativas y medicinales, además tiene un alto contenido en proteínas (del 15 al 19 por ciento), calcio, fósforo, hierro, es muy fácil de digerir, no tiene gluten, además es baja en grasas y tiene mucho poder saciante y energético…¿qué más podemos pedirle?, pues sí, además es un grano sabroso, fácil de comer y que nos puede dar mucho juego, tanto en recetas dulces como saladas.
¿Qué os parece si la cocinamos?… para esta “Lasaña” necesitamos:
1 vaso de Canihua*
1 cebolla mediana
2 calabacines
2 ajos
1 pizca de comino en polvo
1 pizca de pimienta negra molida
1 pizca de sal marina Bio*
1 pizca de cúrcuma en polvo
4 champiñones frescos
1 cucharada de aceite de oliva virgen extra*
Para la Crema de Piquillos y ShiroMiso:
4 pimientos del piquillo grandes
2 cucharadas del caldo de los pimientos
2 cucharadas de nata vegetal (en mi caso de arroz)
1 cucharada de ShiroMiso
Semillas de sésamo blanco (opcional)*
*Referencias de El Granero Integral
Primeramente vamos a lavar la canihua, con un colador de tela para evitar que se nos escapen los granitos. Una vez lavada la ponemos a cocer en 2 vasos de agua, durante 15 minutos o hasta que el grano se abra y veamos como brota. Si nos ha quedado exceso de agua, escurrimos y reservamos.
En una sartén vamos a hacer un sofrito, ponemos el aceite a calentar e incorporamos el ajo, la cebolla muy picadita y uno de los calabacines picado pequeño también (el otro lo usaremos a modo de placas de lasaña), rehogamos hasta que esté la cebolla semiblandita, sin que llegue a coger color. Ponemos la sal, la pimienta, el comino y la cúrcuma…mezclamos e incorporamos la canihua, salteamos todo junto durante un par de minutos para incorporar los sabores y reservamos.
Por otro lado, en una placha vamos a marcar el champiñón laminado y reservamos. Con una mandolina o con mucho cuidado vamos cortando el calabacín en lonchas a lo largo, con las que montaremos el plato como si fuera una lasaña. Pasamos las lonchas por la plancha también y reservamos.
Para hacer la Cremita, en esa misma sartén vamos a poner los pimientos del piquillo, el caldo y la nata… una vez empiece a hervir apagamos el fuego, retiramos y añadimos el ShiroMiso (este lo añadimos en último lugar ya que si hierve pierde propiedades) mezclamos bien. Pasamos toda la mezcla por la batidora y ya tenemos nuestra crema lista.
Llegado el momento de emplatar, iremos montando una lámina de calabacín, la cahinua, unas láminas de champiñón, otra lámina de calabacín, canihua, champiñón… así hasta terminar el montaje, napamos con la crema de piquillos y decoramos con el champiñón sobrante y con unas semillas de sésamo blanco por encima.
Si no os queréis complicar, otra opción es olvidarse de hacer las láminas de calabacín y hacer el sofrito con los dos calabacines e incorporar el champiñón, rehogar todo junto y servir el salteado de la Canihua con el calabacín, la cebolla y el champi y naparlo con la cremita de piquillos.
Es un plato que merece la pena, el contraste de la canihua, sabrosa junto con las verduras y el cremoso de los piquillos y el miso, es una mezcla deliciosa.
¿Os animáis? yo ya estoy pensando en repetir…

 

Uso de cookies

En GastroCenicienta se usan cookies propias y de terceros, si continuas navegando estás dando tu conformidad. ¡¡No te asustes!! simplemente es un mensaje legal...política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR

Pin It on Pinterest