boloñesa vegana

La receta que comparto hoy con El Granero Integral para muchos no tiene mucho misterio, pero es una de las consultas que más me llegan al blog…

¿¿Cómo preparo mi boloñesa vegana con soja texturizada??
De ahí que hoy os cuente mis secretos y trucos para hacer la boloñesa exquisita, partiendo de la base de las Sojas Texturizadas de El Granero Integral.
Primeramente aclarar que existen dos tipos de medidas de soja texturizada que nos vienen bien para hacerla pasar por la boloñesa, la de tipo fino y la Instant ¿¿diferencias entre una y otra??
La Soja Texturizada Fina (la que os enseño en esta receta) tiene una medida similar a los guisantes, de forma irregular, porosa y que necesita una hidratación previa en agua o caldo caliente, durante unos 20-25 minutos para que ablande antes de cocinarla.
¡¡Truco!!: Yo nunca la hidrato cuando la uso en boloñesas o guisos, al cocinarla en la salsa de tomate ya se hidrata sola, eso sí, en el caso que la queráis comer sin salsa, en plan “seco” tendréis que hidratarla antes y después saltearla, freirla, o dorarla al gusto.
La Soja Texturizada Instant tiene una medida más pequeña que la fina, son como lascas, irregulares también, porosas y que NO necesita tanta hidratación como la fina, basta con que la cocinemos con algo de líquido para que se ablande. Ya sea en la propia salsa, en aceite al freirla, o en un sofrito podemos añadir un poco de agua o caldo a la sartén y eso bastará para que quede con una textura perfecta.
Ambas son muy porosas, absorben los sabores de con lo que las cocinamos, de ahí su versatilidad a la hora de cocinarla simulando “carnes”, una de las ventajas de la Instant es que al ser más pequeña coge más sabor en menos tiempo.
¡¡Truco!! Para quitar el sabor a como a corcho que la soja texturizada tiene de por sí, basta con añadir al agua de hidratarla un chorrito de vinagre (en el caso de cocinarla con salsa podemos añadir al guiso un chorrito de vino blanco, txakolí o sidra que le dará el toque de acidez al guiso resaltando además los sabores.
Decir además, que en la variedad Instant no se aprecia este típico sabor acorchado del resto de las sojas texturizadas y en el resto de variedades no es tán pronunciado el sabor como con otras marcas comerciales.
Elegir una u otra irá al gusto, dependiendo si queremos notar tropezones más o menos pequeños, o de si la queremos usar para salsa, para rellenar… usemos la que usemos siempre tendremos en cuenta dotarla de sabor, bien especiando, condimentando, adobando o macerando.
La soja texturizada es un ingrediente altamente procesado, por lo que debemos elegir siempre marcas que nos den confianza, con una soja ecológica, como lo es la de El Granero, e intentar no abusar de ella, como de ningún otro alimento procesado.

boloñesa vegana
Dicho esto, vamos a preparar una rica Boloñesa Vegana, para dos personas:
1 cucharada de aceite de oliva virgen*
1/2 cebolla picada
2 ajos picados
1/2 pimiento rojo picado
1/2 calabacín picado
Otras opciones: añadir pimiento verde, champiñón, aceitunas sin hueso…
2 puñados de Soja Texturizada Fina*
1/2 cucharadita de Tomillo seco
1/2 cucharadita de Orégano seco
1 pizca de Pimienta negra molida
1 pizca de comino molido
1 pizca de pimentón dulce de la Vera
1 cucharadita de sal marina (o salsa de soja o tamari)*
3 vasos de salsa de tomate frito ecológico*
1 cucharada de caldo de verduras (opcional, para dar más ligereza a la salsa)*
1 cucharada de vino blanco/txakoli/sidra
Otras opciones: añadir las especias que más os gusten.
Primero ponemos la soja a hidratar unos 20 minutos en agua caliente (o caldo), este paso yo como os he comentado me lo suelo saltar, porque la soja ya se hidrata en la misma salsa de tomate cojiendo así su sabor, aún así os lo cuento por si queréis comparar con ambos métodos. Una vez hidratada la tenéis que escurrir para quitar el agua que haya absorbido, ya que no nos interesa que sepa a agua, sino que absorba el sabor de nuestro guiso.
En una sartén vamos a poner a rehogar en el aceite el ajo, la cebolla, el pimiento (me encanta el sabor que da el pimiento rojo a las boloñesas, ¡probad!) y el calabacín. Rehogamos hasta que tengamos la verdura pochadita, unos 5 minutos a fuego medio. Salamos, especiamos y añadimos la soja texturizada, y el vino en este caso. Rehogamos un poco, dejando que se evapore el alcohol. Añadimos la salsa de tomate y el caldo de verduras y dejamos que se cocine al menos durante unos 10 minutos a fuego lento para que se impregnen bien los sabores. Rectificamos si fuera necesario de sal y de especias.
Pasado este tiempo tendremos nuestra boloñesa lista para servir sobre un buen plato de pasta, en este caso unos Fussili de Espelta también de El Granero, que servirán de base a la salsa, la cual coronaremos con un puñado de semillas, en este caso de girasol.
¿¿Fácil verdad??, animaros a probarla, veréis la de juego que nos da acompañada de vuestros ingredientes favoritos, tanto para acompañar la pasta como para rellenar empanadas, canelones y lasañas, tacos mejicanos, hacer risottos o simplemente comerla salteada… ¡¡merece la pena!!, además de ser baja en grasa nos aporta proteína y es bastante saciante.
¡¡A la rica Boloñesa Vegana!!

Uso de cookies

En NeoCenicienta se usan cookies propias y de terceros, si continuas navegando estás dando tu conformidad. ¡¡No te asustes!! simplemente es un mensaje legal...política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest