Durante estas fiestas (Mi receta de Gratitud) tuve que hacer un montón de seitán, normalmente lo hago a ojo, pero al tener que hacer tanta cantidad revisé mi receta (aquí podéis verla) y caí en la cuenta de intentar hacerlo “esponjoso”, tanto en mi receta como hablándolo con algún compi cocinero había escuchado lo de poner levadura química a la masa para que al cocerse e inflarse haga agujeritos que le confieren al seitán esa condición de “esponjoso”, y aunque no soy muy amiga de este tipo de levadura, me apetecía probar…
Partiendo de esta premisa, empecé a mezclar harinas, gluten y levadura… y salió un seitán increiblemente bueno que ahora mismo paso a compartir:
Sale una bola de unos 2 kg.
2 vasos de gluten de trigo
1 vaso de pan rallado con ajo y perejil
1 vaso de harina de garbanzos
1/2 sobre de levadura química (tipo Royal)
1 cucharadita de sal marina
1 cucharadita de comino en polvo
1 cucharadita de tomillo seco
1 cucharadita de romero seco
1 cucharadita de pimienta negra molida
1 cucharadita de jengibre molido
1 cucharadita de humo líquido (opcional)
1 cucharadita de pimentón de la Vera
Caldo de verduras (o agua + pastilla) la que admita la bola
(La cantidad de caldo que absorberá depende mucho de las calidades de las harinas y del gluten, aproximadamente pedirá 2 vasos, ir poco a poco hasta que quede la bola manejable, pero tierna)
—-Las especias y condimentos van al gusto—-
En un bol amplio vamos a poner el gluten, el pan rallado, la harina de garbanzo y todos los condimentos… mezclamos bien hasta que quede homogéneo…poco a poco vamos añadiendo caldo de verdura hasta que la bola sea manejable, más bien blanda que seca.
En una olla ponemos caldo de verduras a cocer, con unos trozos de alga kombu para enrriquecer, alguna verdura que podemos aprovechar para cocer, un chorrito de tamari o salsa de soja y metemos la bola de seitán, al ser una bola grande la dejaremos cocinarse durante 45-50 minutos; vigilando de dar la vuelta a mitad de cocción para que la parte que quede más a flote también se nos cocina.
Una vez pasado este tiempo, sacamos la bola y la dejamos templar. ¡¡Ya tenemos listo nuestro seitán esponjoso!! Perfecto para guisos, ya que nos absorberá muchísimo sabor y caldito del guiso, también para freir, para plancha, para adobar o marinar… es una delicia.
En trocitos salteados junto a guisantes y champiñones
En mi caso saqué filetes para hacer cachopos (tipo libritos de seitán, receta aquí). Para usarlo tipo embutido me sigue gustando más mi receta de siempre (esta) pero para otro tipo de guisos y platos este se queda como receta imprescindible en casa.
¡¡Espero que os haya gustado!! 

Uso de cookies

En Vida Hygge se usan cookies propias y de terceros, si continuas navegando estás dando tu conformidad. ¡¡No te asustes!! simplemente es un mensaje legal...política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest